noviembre 02, 2009

De la panza de mamá

LLegó así: colgado de la panza de su mamá.
Después anduvo sujeto al hilo de un barrilete.
Más tarde giraba en el borde de la taza de té.
Un día lo vieron en la orilla de una gota de lluvia
o tal vez de lágrima.
Si mirás la luna cuando está completa
lo verás prendido como una estrellita azul.
Si te reís con mucha alegría en la panza
seguro te hará cosquillas en la boca.
Y cuando te duermas cuidará tus sueños
acunado en tu pestaña.




Texto escrito para "LA LUNA NARANJA arte y literatura infantil y juvenil"

2 comentarios:

Gingerale dijo...

me encantó

Coni Salgado dijo...

Gracias Nati por ser parte con tu escritura deliciosa
besitos