agosto 21, 2008

En foco

La lágrima y el mareo me permiten verte así. El aire tan puro me ahoga y no me deja hablar. Prefiero no hacerlo, seguramente la foto se velará.
Me da lo mismo que te tires o no. El río te llevará igual.
Entonces rompo la lente. Me seco los ojos y te enfoco. Es como vidrio entre las piedras.
Descalza y rota, camino. Me marcho.
Ya no sabe borroso ni se ve amargo.

7 comentarios:

Coni Salgado dijo...

me encantó!

Nia dijo...

volviste nati... te estaba extrañando!

Enredada dijo...

Como se ven las cosas desde opticas diferentes...
bello , muy bello y triste también.
mil besos

Anónimo dijo...

http://100cuentos.blogspot.com

Quieres participar? Me gusta mucho como escribes.

Lord dijo...

hola nati, deberias hacerlo mas seguido, mi situacion es critica desde la comunicacion, algo asi como censura.you know.

natibé dijo...

Hay mil maneras de comunicarse. I know

Máxima Córdoba dijo...

El deseo... de comunicarse...trasciende cualquier obstáculo. We all know...