mayo 04, 2008

Ego Estallado

ESPERA
Una vez más el pulpo gelatinoso me abraza el pecho

con sus tentáculos oprime el corazon que arde.


SI DESAPARECIERAS
Las manos no podrían más escribir,

los dedos se volverían petálos y volarían lejos.
La cabeza se partiría en siete

y los cristales esparcirían lluvia por el bosque.
El caballo escaparía de su hueco,
vagaría errante en busca del caballero
que puede devolverle la vida a su ama.


OLIMPO VIRTUAL
Ella debe tener mucha cautela.
Está entrando en el Olimpo.
Si el dios se percatase de que es terrenal,
la expulsaría y eligiría el séquito de ninfas que lo rodean.

1 comentario:

zulma dijo...

Es maravilloso Si desaparecieras.